Fuerteventura

En Fuerteventura hay más playas que hoteles. Desde el aire la isla parece un agran duna que sale del mar.
Queda a menos de100 km de la costa de África y ha sido comparada a un mini-Sahara.
Sólo cuando llegan los vuelos del norte de Europa al eropuerto en la costa Este, cambia l aisla repentinamente y sale de su letargo acaricidado por el sol. Fuerteventura no es un sitio para ir en busca de fiestas, pero si es el lugar ideal para pasar unas vcaciones sin hacer nada frente al mar.


Puerto del Rosario: Tiene una población de 7000 habitantes y es la capital de la isla y su puerto principal. Se llama Puerto Cabra debido a la cantidad de cabras que había en el lugar pero luego se pensó que no er aun nombre apropiado para acoger a tantos turistas.  Este pueblo con su pequeño parque municipal no alardea de ser un punto de gran interés turístico. Lo que cuenta es la arena blanca y el mar azul.
Tan sólo a unos dos kilómetros de la costa,  entre Puerto del Rosario y el aeropuerto se encuentra la playa a la que es más fácil llegar Playa Blanca. En cualquier otra isla se consideraría una excelente playa pero en Fuerteventura tiene mucha competencia.
En la costa norte Corralejo era tan sólo un pequeño puerto pesquero hasta que alguien pensó en todas las dunas del lugar. El turismo en Fuerteventura está en pleno apogeo debido al clima de verano todo el año, el arena exquisita y al azul del mar. Es lugar de veraneo clave para ingleses y alemanes que gozan del cálido sol que no pueden disfrutar en sus países.
Es el lugar por excelencia de Europa para hacer deportes acuáticos. Hay una gran industria del kite surfing en Fuerteventura. En Playa del Sotavento al sur de la isla es el lugar ideal para windsurfing.
La Isla de Lobos  se encuentra sólo a 3 km de la costa, con sus pueblos pesqueros y sus playas aún más solitarias que en Fuerteventura. La pesca aquí, y asea desde un bote o con un tubo para respirar y arón es considerada como la mejor de todas las Canarias. Los profesionales no temen la competencia de los turistas ya que hay peces para todos.
A mitad de camino entre Puerto del Rosario y Coralejo en la carretera principal norte-a-sur se encuentra el pueblo La Oliva, con la sólida fortaleza de una iglesia. A unos centenares de metros de la carretera está ubicada la llamada Casa de los Coroneles. Este edificio en decadencia, del siglo XVIII que fue un centro colonial administrativo todavía da muestras de una grandeza española altiva, aunque melancólica a pesar de todas las gallinas y cabras que hay alrededor y de una colina inverosímil que tien ela forma del Fuji como telón de fondo.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *