Abra del Acay

El Abra del Acay es muy probablemente el paso carretero de mayor altura de América.
Si por un paso montañoso entendemos atravesar una sierra subiendo por un lado y bajando por el opuesto, el Abra de Acay es uno de los más altos en su género.
En la década del ’50 Vialidad Nacional habilitó el tramo de la RN 40 que une Tres Morros y Cachí de forma que pudiese ser utilizado por automóviles. Es una calzada natural, de cuatro metros de coronamiento, a veces más, con suave subida por el lado norte y descenso brusco al sur.
El cartel indicador en el punto culminante junto a dos apachetas, señala 4895 m. precisión notable ya que muchas de las alturas consignadas en la alta montaña están erradas y suelen exagerar los valores reales. Aquí como excepción parecería existir una ligera subestimación de los patrones efectivos puesto que cuatro mediciones tomadas por expertos han arrojado 4899 m. unos 90 más qu eel Monte Blanco, que con sus 4810 m. es la mayor elevación de Europa oocidental, (la montaña más alta  de Europa es el monte Elbruz, en el Cáucaso, que tiene 5633 m.) El Acay también es por consiguiente más alto que el Ticlio Anticona de Perú durante mucho tiempo considerado el paso carretero de mayor altura de América.

abra-de-acay
Desde el Abra de Acay a 44 km. de SA de los Cobres, se tiene cin buen tiempo una visión irrestringida hasta las Salinas Grandes de Jujuy, al norte, y hasta los volcanes Tuzgle y Quewar, al sudoeste de San Antonio de los Cobres. Hacia el saliente, emerge con un millar de metros adicionales de altura la cima redonda del Acay de 5950 m.
Desde lo alto del camino comienza a descender en faldeos audaces pero sin desniveles pronunciados: los primeros 10 km. acusan un gradiente promedio del 5%. Tras pasar por Negra Muerta y Río Blanco, se comienza a bordear el río Calchaquí.
Aún no se ven seres humanos, pero por lo menos se ve agua. Recién en Saladillo se toca el primer paraje poblado no sin antes haber franqueado uno de los pasajes más problemáticos del itinerario al vadear uno de los afluentes del Calchaquí y se llega 18 km. después a las dos Poma: la Vieja y la Nueva. Sin embargo, para poder abastecerse de combustible habrá que continuar 55 km más hasta Cachi. En total se recorren 145 km. de surtidor a surtidor.
El Abra de Acay tiene la virtud de ser muy pintoresco y menos tedioso que otros pasos cordilleranos, todos sin excepción, más largos. A pesar de ser el paso más alto de la Argentina y de América el Acay no es el punto más elevado que puede alcanzar un automovilista en Argentina. En la parte superior del Tuzgle que se divisa desde aquí, se halla la mina de azufre Betty y hasta ella conduce una huella tan precaria como angosta, pero que permite llegar bastante más allá de la mágica marca altimétrica de los 5000 m.

 

Leave a Reply