Viajes

La ciudad de La Coruña

La Torre de Hércules es posible que sea el monumento más llamativo y característico de la ciudad, pues desde el siglo I d.C. lleva ahí, custodiando la costa de una las rutas marítimas más transitadas del mundo, junto al puerto de La Coruña, uno de los más importantes de España.

El Castillo de San Antón es otro edificio con historia en la ciudad, construido con la finalidad de defender a la ciudad por el mar el siglo XVI, no tuvo que esperar para demostrar su función contra los barcos ingleses pocos años después de su construcción, fue prisión y actualmente es sede del museo arqueológico de la ciudad.

Castillo-de-San-Antón
Castillo de San Antón

Los restos de estilo románico del siglo XII son frecuentes en la ciudad, la Colegiata de Santa María o Iglesia de Santiago, son unos buenos ejemplos de conservación. Las murallas es otro gran ejemplo, aunque no en su totalidad, aún quedan restos de las 3 puertas que abrían la ciudad al mar.

Los obeliscos son monumentos populares en la ciudad, cuenta con dos, uno del 1893, que fue levantando en honor de Aurelio linares, que fue diputado, senador y ministro, y el segundo el llamado Millenium, creado para conmemorar la entrada al nuevo milenio, y que en su base se cuenta la historia de los principales personajes importantes de la ciudad, tallado en cristales traídos desde holanda para decorar la figura, que por la noche es iluminada por más de 140 focos.

Otro elemento que no puede faltar en toda ciudad costera es su paseo marítimo, el de la ciudad de La Coruña es el más largo de Europa con más de 15 km de recorrido, donde surca todo el litoral, desde la parte más alta de la ciudad donde los acantilados son grandes, la Torre de Hércules, el acuario y el castillo de San Antón, hasta la parte más baja y más pegada a las hermosas y grandes playas.

Lugar muy concurrido tanto por los visitantes como por los propios habitantes, debido a que la amplitud de su paseo hace que sea factible practicar deporte, como ir en bicicleta o correr, y pasear, sin molestarse los unos a los otros.

Las playas son variadas, desde la que está pegada al estadio del Deportivo de la Coruña, la Playa de Riazor, hasta otras más pequeñas y resguardadas como Playa de Oza o la famosa Playa de las Lapas, a los pies de la Torre de Hércules. Saliendo un poco de la ciudad es muy fácil encontrar calas sin prácticamente gente.

El Parque de Bens es uno de los más grandes de la ciudad y de los que mejores vistan tienen sobre toda la costa gallega, es una verdadera maravilla pasear por este lugar y poder disfrutar de la brisa del mar, aunque también podremos disfrutar de los menhires del Parque de la Torre o de las impresionantes vistas del monte de San Pedro, al que se puede llegar mediante un ascensor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *