Turismo

Visitar Croacia

La subestimada capital de Croacia, Zagreb es una típica metrópolis de Europa Central, que resalta por la combinación de elegantes edificios del siglo XIX, con un sinfín de diversiones culturales y una vida de cafés realmente vibrante. Es también un lugar exuberante para hacer excursiones a las colinas ondulantes y pueblos encantadores de la región rural de Zagorje del norte, y hacia la bien conservada ciudad barroca de Varaždin al noreste.

visitar-croacia

El resto de Croacia del interior ofrece un raudal de oportunidades para una exploración muy relajada. Alejándonos al este de Zagreb, las llanuras de Eslavonia forman las piezas agrícolas más ricas de Croacia, con campos de maíz y girasol que forman interminable abanico desde hermosos pueblos provinciales de era de los Habsburgo como Osijek y Vukovar, este último, casi que totalmente destruido la guerra de 1991 a 199, en la actualidad se encuentra en pleno proceso de reconstrucción.

El interior de Croacia también ofrece numerosas oportunidades de senderismo: el Monte Medvednica , justo por encima de Zagreb o el Samoborsko gorje, justo al oeste de la capital, son excelentes sitios para el senderismo suave. También, extendiéndose entre Zagreb y la costa, y fácilmente accedidos desde cualquiera de estos dos puntos, se encuentran los merecidamente publicitados y recomendados Lagos Plitvice, una secuencia encantadora de piscinas de color turquesa rodeados por bosques y vegetación y unidos por cascadas en miniatura.
visitar-croacia2

El largo tramo de la costa de Croacia, junto con sus islas, son más que suficientes para alojar a cualquier número grande de turistas. En el extremo norte, la Península de Istria contiene muchos de los centros turísticos más desarrollados del país, junto con las ciudades venecianas antiguas como Poreč y Rovinj , y el llamativo puerto de Pula, hogar de unas impresionantes restos de la época romano. La Península de Istria se caracteriza por sus pueblos tranquilos de montaña, a menudo situados de forma dramática, como Motovun, Grožnjan, Roč y Hum, cada uno mezclando arquitectura medieval con una tranquilidad realmente rústica.
Split y Dubrovnik, las principales ciudades de Croacia, están repletas de tesoros culturales y esplendor arquitectónico, mientras que la elegante ciudad adriática de Hvar en la isla dálmata con el mismo nombre atrae a fashionistas adinerados y celebridades de todo el mundo con su mezcla de calles de mármol. Palacios góticos, elegantes restaurantes y un ambiente de fiesta genial.
No se pierda el majestuoso Palacio de Diocleciano en el corazón de Split o las antiguas murallas de la ciudad de Dubrovnik.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *