Historia

La ciudad de Burgos

Burgos ha sido lugar de mucha actividad humana desde hace millones de años, prueba de ello son los restos obtenidos en las excavaciones de la cuevas de atapuerca, de donde han sido encontrados restos datados en 800.000 millones de años las muestras más antiguas allí obtenidas, los frescos obtenidos en las paredes son los más antiguos del mundo y se muestra que nuestros antepasados tenían también una visión artística y conceptual del entorno mejor de lo que se pensaba.
La ciudad de Burgos y sus inmediaciones ha vivido numeras épocas convulsas, hasta tal punto que durante algunos años fue capital del Reino de Castilla (1038-1085) hasta la conquista de Toledo, periodo por el cual la ciudad tuvo un gran esplendor, y aunque se siguieron conservando parte de las cortes en Burgos, una vez perdida la capital del estado, empezó su declive.
Pero aún así ha sabido atesorar un gran patrimonio la ciudad, buena cuenta de ello es la cantidad de iglesias, y palacios que aún conserva y que hace las maravillas de turistas y de los propios habitantes.
La Catedral de Santa María de Burgos de estilo gótico, es una de las más impresionantes del panorama nacional, junto al Monasterio de Santa María la Real de las huelgas, y la iglesia de San Lesmes, de estilo gótico, ubicada en el Camino de Santiago, que tantos viajeros trae por estas tierras, son otros de los lugares de visita obligada cuando estemos en Burgos.

Catedral de Santa María de Burgos

De su pasado romano, aún se pueden contemplar restos de la Vía Aquitana, usada en tiempos de los romanos como nexo de comunicación con el noroeste del país y el sur, y la iglesia de San Nicolás de Bari, datada en 1400, fue levantada sobre un antiguo templo romano.
Otro elemento muy reconocible, a unos 3 Km. de la ciudad, y en pleno parque de Fuentes Blancas, encontramos la Cartuja de Miraflores, de estilo gótico, en un principio construida para los monjes cartujos, es una de las joyas góticas de todo el territorio Español.


El museo de Burgos también es otro elemento de visita en sí, ya que su patio interior no deja indiferente a nadie, los restos de la muralla como son el arco de Santa María, una de las 12 puertas antiguas que había en la ciudad o el museo del retablo, ubicado en la Iglesia de San Esteban, son lugares que tienen que ser visitados para tener una perspectiva más global de la ciudad.
Sin olvidar la numerosa arquitectura civil que atesora el lugar, como la Casa del Cordón, llamado formalmente Palacio de los Condestables de Castilla, Palacio de la isla, o las numerosas plazas que adornan la ciudad con monumentos, como la Plaza del Cid, o la plaza del Rey San Fernando.
Tampoco podemos dejar de lado los jardines y parques de la ciudad, uno de los lugares preferidos por los habitantes de la ciudad, para poder pasear relajadamente una buena mañana de domingo, por ejemplo. El Castillo de Burgos y el Cerro de San Miguel, es uno de los lugares preferidos por los visitantes, por las maravillas vistas que se pueden contemplar desde este lugar. El Parque de Bella Vista es otro de los más famosos de la ciudad entre otros muchos con los que cuenta Burgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *