La ciudad de Castellón

Los restos que se han ido encontrado por la zona, determinan que toda la provincia ha sido habitada de forma permanente desde el Neolítico, aunque no se han encontrado en el emplazamiento actual de la ciudad de Castellón estos restos, si se han encontrado restos íberos.
La provincia de Castellón es muy solicitada en época estival por sus hermosas playas de arena fina, y por la cantidad de kilómetros que tiene de litoral, con gran cantidad de pueblos donde es fácil encontrar un pueblo sin demasiada gente para pasar unas tranquilas vacaciones.


La Concatedral de Santa María, está ubicada en el mismo sitio donde se construyeron dos catedrales anteriormente, todas destruidas, una por incendio y la otra por la guerra civil española. La actual, de 1940 tiene un claro estilo neogótico, inspirada en las líneas del antiguo templo derruido.
El Castillo de Fadrell, encierra una hermosa ermita construida en la roca de un antiguo aljibe que tenia el castillo, así pues podemos disfrutar de un hermoso lugar del siglo XV, que apenas ha sido retocado a lo largo de los años.
La Basílica de Nuestra Señora del Lledó, se encuentra en un terreno que también corrió la misma suerte que el de la catedral, y es que el templo que vemos en la actualidad, es el tercero que se levanta en el mismo lugar.
En la ciudad de Castellón de la Plana, también podemos disfrutar de otro tipo de edificios, como es el de la Torre de El Fadrí, un campanario que hacia las veces de prisión también, o el Palacio Municipal, del siglo XVIII, su estado de conservación es excelente.
Las fiestas más populares y más antiguas son las de la Magdalena, y se remontan al siglo XIII, cuando por fin pudieron ocupar la zona de la plana, de allí su sobrenombre a Castellón, y desde entonces se conmemora desde el tercer sábado después de la cuaresma durante 9 días, donde todo el pueblo se engalana y se prepara a disfrutar de sus fiestas mayores.
Los espacios naturales son también muy importantes en toda la provincia de Castellón, uno de los lugares de más biodiversidad de la zona son las Islas columbretes, 14 islotes sin ninguna presencia humana, donde habitan algunas especies en peligro de extinción.
El llamado Desierto de las palmeras, es uno de los pulmones verdes de la zona, habitada por numerosas especies autóctonas como es la culebra de herradura, es un lugar muy bonito para hacer senderismo por sus laderas y caminos.
En el apartado de museos, el más reciente es el dedicado al mar, con mas de 250 piezas de exposición, este museo nos cuenta como se ganaban las vida los pescadores y las herramientas que usaban para ello, también es muy interesante el museo de bellas artes de la ciudad, en el que además de disfrutar de la exposición permanente, también es común los depósitos realizados por el Museo del Prado.

Leave a Reply